Sistema de Gestión Ambiental de la UMA
Huerto Docente
Rétame
Actividades
Apicultura 2020
Islas Verdes
Club Aula Verde

La movilidad y el medioambiente son dos de los pilares fundamentales en los que se cimienta la Universidad de Málaga para conseguir una mejora global en la sostenibilidad, es por ello que apuesta por la desaparición de zonas de aparcamiento en los alrededores de los diferentes centros del Campus y zonas verdes comunitarias para recuperar y poner en uso las zonas verdes que incluirán áreas de investigación, urban-labs, entretenimiento, divulgación e innovación educativa, lo que acercará a la Comunidad Universitaria a las diferentes áreas del conocimiento existentes, del mismo modo que mejorará la relación con el mundo empresarial.

Para ello, se propone construir un edificio destinado a centralizar la movilidad del Campus de la UMA, potenciar la movilidad sostenible y el intercambio intermodal, así como, nuevas técnicas energéticas. Además, será un referente en la provincia de Málaga como punto de recarga de vehículos eléctricos.

El proyecto ganador de la adjudicación emplea materiales que realzan el carácter sostenible de la propuesta, usando hormigones prefabricados, aluminio y estructuralmente predominando el acero, único material de construcción con ciclo de reciclaje cerrado. Además estos sistemas constructivos aportan sencillez y versatilidad a la hora de la realización de futuras ampliaciones o modificaciones, así como, aseguran una ejecución más rápida. 

Este aparcamiento que ha sido diseñado desde la concepción de la facilidad y agilidad de accesos para proporcionar un tránsito fluido en hora punta, se concibe de forma complementaria al Proyecto de Ordenación Paisajística del Bulevar Louis Pasteur, ya que este supone la supresión del parking que se encuentra en el bulevar entre las facultades de Derecho y Ciencias de la Educación. Con esta nueva infraestructura de aparcamiento,  situada a espaldas de la biblioteca general, se evita la pérdida de la capacidad de aparcamientos en esta zona del campus de Teatinos y la creación de un punto neuralgico para el intercambio intermodal.

Incorporará 504 plazas de estacionamiento para coches, 40 plazas de motos y 150 plazas cubiertas para bicicletas, las cuales tendrán acceso desde un carril bici separado de la circulación de vehículos.

 

Además, destaca del proyecto la concepción e incorporación de una instalación fotovoltaica en cubierta compuesta por un total 288 paneles solares, los cuales proporcionaran la energía necesaria tanto para la iluminación interior, como para la recarga de vehículos, y es que el proyecto de este edificio de aparcamientos contempla la instalación en su interior de 28 puntos de recarga lenta, logrando un edificio de consumo casi nulo.

El reducido consumo del edificio es el resultado de la producción de energía in situ y de un diseño abierto al exterior en el que no es necesario recurrir a ventilación mecánica, muy habitual en infraestructuras de este tipo, como parkings subterráneos en los que supone la mayor parte del consumo. Además, el diseño aboga por el aprovechamiento de la luz natural, contando con sensores que ajustan la iluminación led interior a las condiciones del día. Todo esto se logra mediante la aplicación de una malla de aluminio estirado como cobertura del edificio, la cual permite tanto la circulación de ventilación natural como la penetración de una buena parte de la luz natural. Se incluye también la apertura de un patio interior, que favorece tanto la penetración de luz natural como la corriente de ventilación.

El edificio cuenta además con un sistema de recogida de las aguas pluviales que se destina fundamentalmente al riego de la vegetación de las jardineras interiores, siendo la vegetación de carácter autóctono (falso jazmín, para virgen, ficus trepador, madreselva, etc), logrando así un importante ahorro en el consumo de agua a la par que una absorción de parte del CO2 emitido, así como, una integración de la naturaleza en el entorno.

 Todos estos factores innovadores íntimamente ligados con las líneas estratégicas del Smart-Campus, han sido cruciales a la hora de la adjudicación del proyecto, contribuyendo esta nueva infraestructura al avance hacia un campus más inteligente, útil y sostenible. 

0
0
0
s2sdefault