Sistema de Gestión Ambiental de la UMA
Huerto Docente
Rétame
Actividades
Apicultura 2020
Islas Verdes
Club Aula Verde

 

Más de 60 personas entre estudiantes, PAS Y PDI de la Universidad de Málaga e interesados por la astronomía, asistieron ayer la actividad “¡Qué cielo te pierdes, deslumbrado por la contaminación lumínica!”, organizada por el Vicerrectorado de Smart-Campus, que se realizó en la Facultad de Ciencias de la Salud, ampliación del Campus de Teatinos.

La actividad comenzó aproximadamente a las 18:00 horas con la inauguración por parte de Óscar de Cózar (Director de Secretariado del Vicerrectorado de Smart-Campus). Pudimos conocer qué es la contaminación lumínica, así como sus efectos y posible mejora gracias a Rafael Guzmán del área de Proyectos de Ingeniería de la Escuela de Ingenierías Industriales. Y sin movernos del asiento hicimos un viaje por el mundo, guiados por Javier Pedraza (Director de I+D+i GreenGlobe Sostenibilidad y Proyectos Ambientales), que nos llevó a Burkina Faso, un país de África occidental, un paraíso de cielo estrellado, pero regresando a Málaga, vemos una muestra del desarrollo de la sociedad, sin embargo, perdemos el tesoro natural que nos da la belleza del cielo.

Ocurre porque, entre los distintos efectos que origina la contaminación lumínica, tenemos el deslumbramiento, provocado por la mala orientación o demasiada potencia en las lámparas de las ciudades. Esta mala orientación y exceso de energía implica un aumento en el consumo energético al derrochar luz alumbrando zonas innecesarias. Alteramos a su vez, la fauna y la flora, lo que tiene un impacto ecológico ya que muchas especies se ven afectadas por cambiar su medio nocturno.

En la actualidad, tendemos a iluminar en exceso las carreteras, pensando que supone una mayor seguridad para nosotros, pero lo que no nos damos cuenta es el derroche de luz que estamos 'tirando' al cielo. Dentro de unos años, veremos “lámparas inteligentes” que se encenderán automáticamente al detectar movimiento cuando se pase por ellas.

Tras la explicación, de la mano de la Sociedad Malagueña de Astronomía y en particular de Alberto Castellón Serrano (Presidente de la Sociedad Malagueña de Astronomía y profesor del departamento de Álgebra, Geometría y Topología-facultad de Ciencias), todos los asistentes salieron al exterior de la facultad de Ciencias de la Salud para observar nuestro cielo.  Las luces se apagaron y el espectáculo fue maravilloso. Resultó curioso saber por qué no vemos las estrellas, todo se reduce a una problemática de contraste, viene a ser una disminución de contraste en el ojo, pues éste nos juega malas pasadas al ser muy mal medidor pero buen comparador.

Las opiniones de los participantes en la actividad fueron muy positivas, todos estaban 'deslumbrados' con el desarrollo de la actividad, y más aún lo estuvieron tras la explicación, a pesar del frío, en el visionado nocturno astronómico. Hay que recordar algo muy importante, las lámparas de bajo consumo también son contaminantes y no se pueden tirar a la basura, hay que reciclarlas.

 

0
0
0
s2sdefault