Sistema de Gestión Ambiental de la UMA
Huerto Docente
Rétame
Actividades
Apicultura 2020
Islas Verdes
Club Aula Verde

El evento ha sido promovido por Ecologistas en Acción Málaga y el Vicerrectorado de Smart-Campus

IMG 20180312 WA0003

 

Esta mañana se ha llevado a cabo en las inmediaciones de la Facultad de Ciencias la plantación de cuatro almendros para rendir homenaje a las víctimas del accidente nuclear de Fukushima (Japón). En el séptimo aniversario del suceso el Vicerrectorado de Smart-Campus y Ecologistas en Acción han querido rememorar la fecha con la ayuda del Servicio de Jardinería de la UMA. El emplazamiento exacto del acto ha sido la explanada que se ubica justo detrás de la Biblioteca de la Facultad de Ciencias.

Durante el acto se ha realizado la mencionada plantación de almendros, la lectura de un manifiesto  por parte de Alberto Medina, de Ecologistas en Acción, que reivindicó el boicot a la energía nuclear, la búsqueda de alternativas energéticas, fuentes de energía no peligrosas: “las consecuencias de este accidente deberían promover una profunda reflexión del enorme riesgo que supone mantener las centrales nucleares en España”, ha señalado Medina que ha concluido su intervención con un “centrales nucleares no”. Tras la lectura del manifiesto también se ha procedido a la lectura de poemas medioambientales escritos por poetas malagueños.

El accidente nuclear de Fukushima ocurrió el 11 de marzo de 2011, como consecuencia de los desperfectos ocasionados por el terremoto y tsunami de Japón oriental. Está considerado como el peor accidente nuclear junto con Chernobil y uno de los mayores desastres medioambientales de la historia reciente. El accidente registró una serie de incidencias que incluye las explosiones en los edificios que albergaban los reactores nucleares, fallos en los sistemas de refrigeración, triple fusión del núcleo y liberación de radiación al exterior que, como recordó el representante de Ecologistas en Acción “cada 11 de marzo miles de personas en todo el mundo se unen para mostrar que no necesitamos la energía nuclear para vivir”.

Lea el poema íntegro aquí

0
0
0
s2sdefault